Noticias


Deporte

Taekwondo para cambiar vidas

Conversamos con Lucrecia Benitez, referente del barrio Toto Irigoyen, quien da clases de taekwondo a niños y jóvenes.

08 de Mayo 2017 Deportes en Gualeguaychú


Su nombre es Rosa Lucrecia Benitez, pero le gusta que le digan Lucrecia "porque le gusta mas". Está por cumplir 58 años y con pasión y compromiso da clases de Taekwondo a niños y jóvenes de su barrio. En esta oportunidad, nos cuenta de su trabajo y sobre todo lo que ha marcado su vida esta disciplina. Alegre y emocionada hasta las lágrimas, nos habla de "sus" chicos y el orgullo que representan.

- ¿Cómo empieza su historia laboral?

-Mi trabajo comenzó hace mucho tiempo. Trabajé en Guarderia Nazareth durante 32 años, un día decidí que no era para mí, que tenía que cambiar, que había que buscar nuevas cosas. Así me aventuré en buscar la posibilidad de llevar las personas de los asentamientos a viviendas dignas, y hace 6 años que trabajo en este sueño hecho realidad que se llama Totó Irigoyen. Jamas pensé que íbamos a tener tan lindas casas.

Mi orgullo mas grande fue poder sacar la gente del asentamiento y que hoy tenga una vivienda, ese hoy es mi trabajo y lo elijo todos los días, porque tengo la mejor voluntad y convicción de que todo se puede. Además a la gente hay que ayudarla y acompañarla. Por ahí no tengo todas las herramientas pero pongo lo mejor de mí, me levanto todos los dias con alegría, con ganas de ayudar a la gente y ponerme al servicio del que mas necesita.

- ¿Como aparece el Taekwondo en su vida?

- A los 42 años y a raíz de un problema personal llevé a mi hijo de 10 años a taekwondo buscando ayuda. Hoy digo que el taekwondo es mi segunda familia, porque a esa edad me permitieron hacer un deporte que nunca había hecho, y que se lo prohibía a mis hijos porque pensaba que iban a venir lastimados, siempre desde la ignorancia que uno tiene. Este deporte me ayuda a superar obstáculos día a día. Te hace fuerte ante las adversidades y las injusticias y te ayuda a alcanzar algunas metas que uno a veces se propone.

- ¿Y como llegó a dar clases en el barrio?

- Hace 2 años empecé a darle clases de taekwondo a los chicos de mi barrio, donde vivo y trabajo, donde agradezco tener una casa. Buscaba mostrarle a los chicos que hay un camino diferente, que hay gente dispuesta, que pueden cambiar su futuro desde el deporte. Le pregunté a mi sabon (Instructor) Antonio Gomez si podía dar clases y el me autorizó, yo ya era cinturon rojo.

- ¿Y notó el cambio?

- Hoy los veo a ellos felices, que han cambiado, tienen respeto, tienen educación, donde los llevo todos me felicitan por ellos. Aparte aman el deporte, para lo que les sirve. Es un deporte para la vida, para superar obstáculos que uno tiene a veces. Pero no con puños ni con piernas, sino con el respeto hacia el otro, que es lo que enseña el taekwondo. Siempre les enseño que cuando uno quiere algo lo puede alcanzar siempre y cuando uno esté dispuesto. 

Para mi darle clases es maravilloso porque ellos me responden, a veces cuando faltan 5 minutos para las clases me golpean las manos para ir, es increíble como lo tienen adentro. Yo tendría que dar una hora pero le doy dos porque aveces veo la necesidad que ellos tienen de dejar sus problemas.

Hace poco fuimos a Santiago del Estero. Fue el primer viaje que ellos hicieron, en algún momento se me cayeron las lagrimas, porque verlos es increible, dando lo mejor de sí. Imagínense el orgullo mío que tengo sólo una bolsa que compré hace mucho tiempo y ellos la ven ahí colgada y la aman. Mis compañeros me regalan las cosas que van quedando de sus nenes, es algo increíble. Trato de mostrar de que el Toto Irigoyen tiene cosas buenas como el deporte. En Santiago el barrio estuvo presente, se nombró en el micrófono y se me erizaba la piel, porque es fruto del trabajo.

- ¿Cómo fue esa experiencia en Santiago del Estero?

- El torneo fue muy bueno, los cuatro chicos del barrio que viajaron trajeron medallas. Estoy preparando más chicos para el torneo bonaerense que es el 20 de agosto y me gustaría que fueran más, pero el tema siempre es el recurso. Estamos viendo de hacer un fondo para que ellos tengan para viajar. Me gustaria destacar una mamá que llevó tres hijos, hizo pan, pastafrolas, de todo durante 6 fines de semanas para juntar la plata necesaria. Yo lo valoro mucho.

- ¿Y a usted cómo le fue?

- Yo no competi pero fui juez. El sabón además me dió la posibilidad de ser la abanderada de la bandera de Entre Rios, lo que fue un gran orgullo para mí.

- ¿Le gustaria agradecer a alguien?

- Le agradezco infinitamente al maestro Antonio Gómez, que es el director e instructor de nuestra escuela "Do contact" que nos da la posibilidad todos los días que seamos personas de bien, que marquemos un camino en la vida. Que el taekwondo no es solamente para pegar patadas y puños. El taekwondo es un arte marcial que te sirve para la vida, te enseña primero el respeto, luego el autocontrol que tiene que tener una persona para saber donde está parado. Tambien quiero agradecer al director de deportes, Adrian Romani y al Intendente porque me apoyan en esto y no me dejan sola.

Mirá las últimas noticias

AGENDA
FARMACIAS DE TURNO
Hoy 17 de Octubre

Razetto

Bolívar 713

428917

Vignola

Av. Del Valle 1157

427787

Mañana

La Principal II

San Martin 1849

443810

San Pantaleón

Urquiza 1053

427415